Follow by Email

viernes, 30 de marzo de 2012

.


Nuestra sonrisa.

Es tan fácil sonreír y tan difícil hacerlo de verdad.
A veces conoces el por qué de tu sonrisa, y quién la provoca, pero otras veces sonríes solo por quedar bien, porque aunque todo te va mal, siempre tienes la capacidad de estar aún con lágrimas en los ojos y decir con una sonrisa: "estoy bien".
Porque aunque tu mundo se caiga, o se rompa en pedazos, siempre está él para sujetártelo o para pegarte con celo los trocitos rotos.
Y siempre está él para que tu sonrisa parezca cada día más bonita, más grande, más verdadera.
Y sabes que es él el elegido porque es el único que puede hacerte reír cuando estás llorando, cambiar tus lágrimas por besos y caricias, y esos abrazos que solamente él sabe dar.


sábado, 24 de marzo de 2012

Prometo amarte todos los días de mi vida.

Das 365 vueltas a mi cabeza cada año, 31 al mes, 7 a la semana, 24 al día y 60 al minuto.
Con un solo gesto, puedes hacer que sea feliz para el resto de mi vida. Un solo beso que me devuelva a la realidad. Que me devuelva contigo, a tu lado.
Y es que cuando te veo, la piel se me pone de gallina, me sube la adrenalina, como si me hubiese colocado a besos tuyos, y me encuentro como en el paraíso.
Luego llega la parte en la que tengo que saludarte, que es para mi un vicio inconfesable, es como el principio de mi historia, es lo que me hace abrir los ojos y decir: cada día estás más guapo.
Después comienzo a temblar, no sé qué decirte, pero una mirada es suficiente para que te des cuenta de lo que te quiero, me brillan los ojos...
Y más tarde es cuando siento que debo darte un abrazo para que no te escapes de mi lado, para que no te vayas como la última vez, para que no me dejes sola. Y siento que te necesito cerca, que no es solo quererte, que estoy dispuesta a amarte para siempre.
Tal vez, no sea la chica más guapa del mundo, tal vez no, pero puedo llegar a hacerte sentir la mejor persona del mundo cuando estás a mi lado, puedo hacerte sonreír cuando estás mal, puedo apoyarte, llorar contigo si hace falta cuando lo necesites. Puedo hacer eso y más, y todo lo hago por ti.
Bailamos al son de ninguna canción, esperando al lado del reloj la hora de irnos a casa, la hora de despedirnos. Pero no llega, y nos quedamos ahí como una pareja solitaria, comenzamos a hablar, de nosotros.
Acabo de decirte que te quiero, y nuestros labios se funden en un beso, un beso apasionado, y pronuncias mi nombre con esa voz que me encanta, y me dices que me quieres, que quieres pasar cada momento a mi lado, protegerme de los problemas y perderte conmigo por el mundo... Yo comienzo a llorar, no puedo, es el sueño perfecto, es lo que siempre había querido.
Y de repente, me dices que te cante al oído, y lo hago, te canto tu canción favorita, y te encanta.
Es un cuento sin final, porque nosotros no vamos a darle final a una historia que no la tiene, somos infinitos.

viernes, 23 de marzo de 2012

Bright eyes - First day of my life

El primer día de mi vida.

que te quiero

Llegas y ocurre. Y te das cuenta en ese mismo momento de que ha pasado y de que todo se ha terminado, de que ya no tienes a nadie que te apoye y que nadie se da cuenta de que te pasa algo, solo él. 
Él está ahí para todo, para sacarte una puta sonrisa con un solo gesto, con un solo: "¿qué te pasa?" 
Y es solo eso lo que me hace seguir adelante y darme cuenta de lo mucho que te quiero, de lo mucho que me haces falta, tú y tu mirada, esa que me hace tan grande. 

sábado, 17 de marzo de 2012

Tú.

Es solamente oír tu voz y se me produce un escalofrío que me pone la piel de gallina. Un intenso placer que me dice al oído: "¡háblale!"
Y mientras tanto tú sigues ahí, me saludas y mi corazón comienza a latir intensamente, y nuestra conversación es tan extremadamente larga, que no termina, pero tú tienes que irte, nos despedimos lentamente y con dos besos, y a mi, me encantaría susurrarte al oído: "te quiero".
Pero no soy capaz, no soy capaz de decirte que el que me gustas eres tú, que no hay otro, que hablar contigo todos los días es lo que me mantiene de pie.
Y que cada vez que nos enfadamos, estoy mal, quiero morirme, y dejo de comer, de prestarle atención a mis amigos, mi familia... Los que de verdad me quieren. Y esto solo lo hago por ti, por que en tan solo unos meses, me has demostrado que puedo confiar en ti, que puedo contarte mis cosas sin que te rías o sin que te importen, que guardo la fecha en la que te conocí en mi diario, guardo cada palabra que me dijiste el primer día...
Pero todo esto es tan difícil para mi, como para ti.
Decirte que te quiero podría ser el gran error de mi vida, o quizá el mayor milagro de todos, pero no puedo, mi orgullo me lo impide, mi timided me lo prohíbe.

May I - Trading Yesterday.


Solo son rayadas de cabeza, fotos que no concuerdan y sonrisas que no me llegan.

No te vayas por favor.

Que por muchos te quiero que te haya dicho, o por muchos abrazos que te haya dado, tú sigues sin darte cuenta, sin darte cuenta de que por ti, daría mi vida, por ti, haría un  monumento.
Y te vas, coges el camino más largo del bosque y te pierdes, y te busco, te busco por todas partes pero ya no estás.
Y solamente se me humedecen los ojos, mis lágrimas se vuelven negras por el rimel de mis ojos, y solo veo un bosque abandonado. Sin fuerzas para seguir, me quedo ahí tirada como una tonta, pensando que volverás, creyendo que regresarás conmigo como en aquellos viejos tiempos.
Solo se me vienen a la cabeza viejos recuerdos que me hacen llorar aún más, esos ojos tuyos verdes, tu pelo largo, y tu sonrisa perfecta. Y esas fotos que tenemos juntos, que tú romperás y yo guardaré. Ese vacío que me dejas dentro, que solo me lo llenabas cuando nos reíamos juntos, con tus bromas y tus cosquillas.
Que te quiero, y eso nada lo va a cambiar.