Follow by Email

viernes, 20 de septiembre de 2013

Mi Rey.

Buenos días Rey, ¿qué tipo de sonrisa desea usted hoy? ¿Una de cosquillas, una de alegría, una de felicidad? 
¡Tiene usted mucha suerte hoy! Tendrá los tres tipos. ¿Por qué? Porque hoy es un día especial, un día que nunca olvidará.
El Rey cumple años hoy, el Rey de mi mundo, el Rey de mi vida, el que una vez fue Príncipe y luego se casó con la Princesa, el mejor amigo que nunca se pudo tener, el mejor consejero, el mejor pintor, en definitiva; EL MEJOR PADRE.
Debo agradecer en estos versos los casi diecisiete años que llevas aguantándome, debo agradecer que hoy cumplas años porque es un año más junto a ti, un año más que puedo aprender, un año más que puedo experimentar aventuras contigo o que puedo disfrutar contigo, que no todo el mundo tiene esa suerte. Y yo no me puedo quejar.
Debo agradecer los momentos vividos, desde que me enseñaste a andar y hablar, desde que me enseñaste la educación que ahora sigo recibiendo, desde que me enseñaste cómo sería la vida y lo duro que sería conseguir saltar los obstáculos de ella, pero me enseñaste a seguir el camino, me enseñaste cuándo tengo que llorar, cuándo tengo que gritar y cuándo debo mantener silencio, me enseñaste a vivir, y aún me quedan enseñanzas por aprender.
Debo agradecer tus abrazos cuando estaba mal, tus 'tranquila hija, todo mejorará', tus palabras de afecto y cariño cuando estaba malita o enferma, tu seriedad cuando el momento era el apropiado, tus besos en la mejilla cuando más borde estaba, tus juegos para niños que a mí me siguen encantando, tus sonrisas y tus risas, tus carcajadas y sobre todo, nuestros debates, eso es lo mejor.
Debo agradecer la cultura que me has aportado, gracias a eso conozco cosas que antes no conocía, agradezco también la música que me has inculcado, porque soy una melómana y eso es gracias a ti.
Agradezco por último que hayas cubierto mis necesidades desde que nací, junto a mamá, porque si yo no hubiese tenido una alimentación, una educación, una enseñanza o una infancia preciosa, ahora mismo no sería quien soy, y estoy muy contenta de ser quien soy gracias a vosotros, gracias a ti papá.
Me arrepiento de todas las palabras dañinas que alguna vez pueden salir de mi boca, como todo el mundo soy humana y cometo errores y estoy intentando aprender a aceptarlos, pero sabes que no lo hago queriendo, sabes que al final del día acabo dándole vueltas a la cabeza a todo aquello que durante el día hice mal, a todos los errores que he cometido, a todas mis contestaciones, a todo lo malo.
Pero a pesar de eso, papá, te quiero como nadie, te quiero tanto que ni el infinito podría definirlo porque el amor  hacia un padre o una madre no se puede definir con un par de palabras, que al fin y al cabo, es en lo que se queda todo, en palabras. 
También sabes que no sé expresar mis sentimientos de otra forma que no sea mediante versos, mediante la metáfora o dedicándote una canción, por eso, hoy, que es tu día especial te dedico los versos más bonitos, porque si de verdad escribo para alguien, es para vosotros, para mi familia, lo más importante que tengo en esta vida, y hoy te ha tocado a ti. 
Feliz cumpleaños papá, tu hija te quiere mucho.


No hay comentarios:

Publicar un comentario