Follow by Email

jueves, 29 de mayo de 2014

Inexplicable.

La cordura siempre ha sido lo que me ha vuelto loca.
Y los versos siempre han sido mi manera de escapar de las palabras, irónico, lo sé.

Sé que muchas veces me he mordido la lengua por miedo a dejar que me la muerdan, sé que muchas veces he caído por miedo a ver caer a otra persona, y muchas veces me he clavado yo misma los cuchillos con la esperanza de acostumbrarme al dolor si otra persona lo hacía. Pero no. Nada de esto dio resultado nunca. No conseguí crecer intelectualmente porque sin saberlo, dejé de aprender y aprendí muy rápido a la vez.
Nunca he logrado escuchar una canción entera sin aprender de ella una enseñanza, y tal vez es por eso por lo que intente ir adelantada en todo en la vida.
Pero estoy muy cansada.
Mentalmente.
Físicamente.
Estoy agotada.

En realidad no sé cómo expresar todo esto de una manera en la que logréis entenderlo. Tal vez es algo difícil entenderme, y por eso necesito a alguien a mi lado que intente comprender todo este desastre.
Porque soy un desastre. Y por eso necesito a otro desastre a mi lado que se llame perfección.
Se supone que si lo imperfecto se junta con lo perfecto, hay estabilidad, y es precisamente lo que yo necesito.
A ver, ya sé que es difícil, pero me gusta lo inexperto, y yo de esto no tengo ni idea. (Me refiero a vivir.)
No sé.

Alomejor estoy delirando una noche más y estoy algo perdida y mañana después de una noche sin dormir vea el mundo de otra forma. Si es que soy impredecible. Ya os he dicho mil veces que no hay quien me entienda, y sin embargo, (pocos) lo hacen.
No entiendo cómo me soportáis, cómo soportáis la inestabilidad de una persona como yo, que sabe lo que quiere pero no sabe cómo conseguirlo, no tiene ni idea. Si es que soy todo defectos.
Tengo para regalar.
Supongo que en un Universo paralelo todo esto sería diferente. Yo sería guapa, me vería bonita, a vosotros os encantaría la manera en la que me expreso, me entenderíais, sería famosa, habría escrito un libro, sería deshonesta con el mundo pero me irían bien las cosas, tendría estabilidad, dinero, ropa bonita, mi voz sería de un tono especial, sería alta,...

Pero de repente veo las cosas de otro modo.
Soy inestable.
No me gustaría un Universo paralelo porque todo el mundo leería el tipo de sandeces que estoy escribiendo ahora, y todos llegaríais al final de mis versos, y entonces todo el mundo se preocuparía por mí cuando no hay de qué preocuparse porque normalmente siempre soy así y me agobiaríais.
Así que, supongo que pasar desapercibida por el mundo es mucho mejor que toda esa mierda que os rodea a algunos. Y no me gustaría sentirme así porque no podría ser yo misma. Y si de algo estoy orgullosa es de ser como quiero ser y no mostrar dos caras al mundo. Y si de otra cosa también estoy orgullosa es de dejarme conocer poco a poco, y de sorprender, no sólo a los demás, sino también a mí misma con mis innovaciones personales.
Y de superarme.
Y de que todos piensen que no puedo y luego poder con todo.
Y así me siento ahora.
Hay una infinidad de sentimientos en mí que no puedo controlar y... si soy sincera, he pensado publicar esto únicamente en mi blog privado, pero estoy cansada de no dar la cara. Y aquí me tenéis en cuerpo y alma.


No hay comentarios:

Publicar un comentario